martes, 15 de julio de 2008

Tres cosas



Tres cosas hay en la vida: salud, dinero y amor. Nada nuevo, por el momento.

¿Cuál es el orden adecuado? Imagino que cada uno empieza por el que más falta le hace, o por el que más haya carecido en su vida.


Salud: si eres joven y no has tenido más que la rotura de algún hueso del cuerpo de vez en cuando, la relevarás al último lugar, dando por hecho que siempre estarás bien, que las enfermedades son cosas de los demás.

Si alguna vez la buena salud se evaporó, sin saber cómo ni por qué y de repente te viste limitado/ada, desganado/ada (y todo lo que acabe en -ado/ada) y tu vida sufrió un parón obligatorio, con todo lo que ello conlleva, lo auparás al puesto número uno.


Dinero: si naciste en el seno de una familia bien, ni lo valorarás, ni lo disfrutarás, ni lo ganarás con el sudor de tu frente, ni conocerás nunca los "beneficios" de pagar a plazos, sobre todo para los intereses..., será algo que vino a este mundo contigo y no le darás importancia.

Si has sufrido para llegar a fin de mes, si has trabajado a cambio de dos duros, si tienes una hipoteca a 30 años, estarás deseando que te toque el Sr. Euromillón (con mayúscula) y mirarás a esos simples papelitos con ojos deseosos.


Amor: si nunca has sufrido un desengaño, tu primer amor resultó ser el de tu vida, es el hombre/ mujer más maravilloso del mundo, lo que buscabas, ni más, ni menos... ¡enhorabuena, eres único! Te preguntarás qué dificultad tiene ese difícil mundo del que los demás hablan.

Si te han hecho llorar, sufrir, te han engañado, te han humillado, en definitiva, si has salido perdiendo, estarás deseando llenar ese vacío y para tí será el número uno de la lista.


Ojeo lo escrito y me doy cuenta de que para mí quedarían en este orden: salud, dinero y amor. Tal y como comencé.

Quizá sea lo más común ¿o no?

9 comentarios:

Paços de Audiência dijo...

Difícil. Quizás dinero, salud y amor. Como suelo decir, el dinero siempre es lo primero.

Un saludo¡¡¡

the strange* dijo...

mmmm...desde pequeña mi salud ha sido un tanto delicada, no para morirse...
aun sigo siendo una mantenida de mi padre, asi que tampoco es algo que me ha dolido
el amor, no es solo el de pareja, se manifiesta en tantas formas....
creo que ese es mi orden
*salud
*dinero
*amor

ELRAYAn dijo...

sin salud no hay nada ni se puede disfrutar de nada.

lo veo primordial.

Lo segundo sería el amor, que no anda la cosa muy encarrilada.

Y lo tercero dinero. Vales lo que eres, no lo que tienes. No me obsesiona, sé ser pobre.

MUAKS!!!

María dijo...

Cabezota: eso es sinceridad, me gusta. Saludos.

The strange: coincidimos en varias cosas. Besos.

Elrayan: bien argumentado. Un besote.

Al Neri dijo...

Dilema no por viejo menos interesante. Mi orden es el mismo que el de elrayan, o sea: 1-salud, 2-amor, 3-dinero.

Creo que la salud es algo que todos necesitamos por igual. Todos necesitamos estar bien, sin dolencias ni sufrimientos físicos.

En cambio, las necesidades económicas y afectivas son mucho más subjetivas.

Ahora estamos metidos en la vorágine de la sociedad de consumo, pero bien mirado no hace falta tanto dinero para vivir dignamente. El problema está en que queremos gastarnos demasiada pasta en ocio, en gilipolleces que nuestros padres o abuelos ni se hubieran planteado. Así no me extraña que a veces tengamos problemas financieros.

En cuanto al amor, hay gente capaz de llevar una vida muy plena sin pareja. A veces el amor de pareja se ha convertido en un bien más de consumo, en fuente de prestigio y autoestima. Esta visión ha sido muy fomentada por el cine. Y a veces se olvida la verdadera dimensión del amor, que no es colmar nuestro ego sabiendo que alguien nos quiere, sino darnos al otro y ser capaces de entregarnos y muchas veces sacrificarnos.

Pikifiore dijo...

Uff,yo creo que no puede ir uno antes que otro,que los 3 están el el mismo lado de la balanza,como cuando de pequños nos preguntaban:¿a quien quieres mas,a tu papi o a tu mami?. Las tres cosas son necesarias,pero puestos a ordenar,opino como tú: salud, dinero y amor

Pantera Rosa con Nube dijo...

En el Amor... Si te sale bien el primer Amor de adolescencia, y os casais a los diez años de novio, diez años más y estáis hasta los pelos de la persona de al lado, con la que teníais mucho que ver en la adolescencia y al haceros adultos lo único que tenéis en común es el hábito de compartir sofá... Con lo cual, divorcio express, salir en plan Mihura a la plaza, con complejo de Peter Pan y haciendo un poco el ridículo, comportándote como si el mar estuviera plagado de peces que se van a morir de amor por ti sólo porque ya estás libre y sales a la calle, a las noches de vicios y alcohol, y llegan los palos, las humillaciones y por lo tanto se ubican en el lugar de los mortales solteros pero con unos cuantos años de desfase generacional, queriendo vivir una segunda adolescencia cerca de los cuarenta... Cuando la salud empieza a desgastarse, y el dinero se convierte en máxima prioridad... Sólo sé que sin salud, no hay amor ni dinero que funcionen, que sin amor la salud está bien y el dinero también pero te falta la chicha de la vida y sin dinero el amor se estropea y con las preocupaciones por no tener dinero al final acabas estropeando la salud, es un tanden de tres importantísimos y necesarios...
PD: La confirmación de letras es un poco rollo para hacer comentarios, llevo dos intentos y no me deja... Vamos a por el tercero

Al Neri dijo...

Muy de acuerdo con Pantera. Me ha gustado lo que dices de cómo puedes tener muchas cosas en común con alguien a los 16 años y con el cambio de circunstancias a los veintimuchos o treinta, dejes de tenerlo. También es muy cierto lo de la segunda adolescencia imbécil que tienen algunos, sobre todo los tíos. A mí me da verdadera grima ver a algunos conocidos solteros de 35 haciendo vida de "marchuki" y ligoteo. Y más cierto aún esa interrelación etre los tres grandes pilares. Metes el componente edad en relación al dinero y así es. Muchas tías a los 17 sólo quieren liarse con el pinchadiscos más guay del local de moda o con el mejor del equipo de baloncesto del Instituto. Pero a los treinta y tantos las mujeres lo primero que miran es que tengas trabajo fijo. Puede ser normal, pero es muy triste.

María dijo...

Al neri: todo esto da para otro post. Continuará próximamente.
Muchas gracias por las visitas y por tus comentarios.
Un besote.

Pikifiore: sí, díficil elegir, díficil valorar cada cosa hasta que la hemos perdido. Así es la vida, muy compleja...

Pantera rosa con nube: mucha razón, te digo como a Al neri, continuará.
PD: Soy muy nueva en esto de los blogs, ya investigaré si hay forma de quitar la verificación de la palabra.
Gracias por la visita y el comentario.