miércoles, 13 de agosto de 2008

Silencio



Nunca he querido mostrar los malos momentos que todos pasamos, el blog lo creé precisamente para evadirme de ellos, para dejar escrito lo bueno, para compartir experiencias.

Pero hoy no puedo evitarlo, mi papá está muy malito. El blog no volverá a tener entradas hasta que mi estado de ánimo cambie.

¡Fuerza, papi, tú puedes!

9 comentarios:

Al Neri dijo...

Espero que se recobre cuanto antes. ¡Mucho ánimo!

María dijo...

Al neri: muchas gracias por el apoyo, ahora más que nunca es cuando se valora.
Te debo una.

Alba dijo...

He vuelto hoy de vacaciones, espero que todo esté mejor, mucho ánimo para ti y fuerza para tu padre!

Un abrazo!

María dijo...

Alba: saliendo del shock en el que me sumí, esperando un diagnóstico certero después de dos erróneos.
En agosto no te pongas enfermo, están los médicos de vacaciones.
Ya os iré comentando.

Muchas gracias por tu apoyo.

Pantera Rosa con Nube dijo...

María... Todo el ánimo para ti y tu padre, espero que se recupere muy pronto. Besos

María dijo...

Pantera: las cosas pintan mal, preparándonos para lo peor.
Gracias por estar ahí.

El rincón de mi niñez dijo...

Mucha suerte con tu padre.
Y por sobre todas las cosas ánimo.
un abrazo desde argentina

María dijo...

El rincón de mi niñez: gracias por la visita y los ánimos.
Saludos desde España.

Kiri_dido dijo...

Cariño lo mejor del mundo para tu papi...mucha energía buena para el y que se cure pronto. Y fuerza para ti...que te necesita con ella para acompañarlo. Un beso enorme.