domingo, 26 de julio de 2009

ANOCHECE Y YA TOCA




...y saltó la verja con un ligero impulso, parecía que volaba, consiguió seguir por el camino pese a que le costaba trabajo respirar, no tenía miedo, quería llegar, veía su objetivo tan cerca... siguió corriendo, saltando, y entonces despertó.
Suele ser un sueño muy común, aunque he de confesar que en la mayoría de los míos me quedo paralizada y levantar un pie del suelo me cuesta un esfuerzo enorme, su significado tendrá.
Otra cosa son los sueños que nos acompañan estando despiertos, esos que rellenan los vacíos, las ausencias, los anhelados deseos.
Mmm, trabajos idealizados, personas amadas en secreto, cuerpos que quieren ser desnudados, destinos imaginados.
Hay personas que viven continuamente en estado onírico, quizá por que sus sueños son más interesantes o gratificantes que su propia vida, abrir los ojos por las mañanas puede mostrarte el lado amargo de tu existencia, qué triste, uff.
Yo dejo los sueños para la noche, y es que soy capaz de organizarlos a mi antojo, en ellos ordeno y mando, hago cambios de última hora sin que haya daños colaterales, visito y me visita quien deseo a cada momento...
...y al volver la vista a un lado se dio cuenta de que había una persona que deseaba ________ ,y que le correspondía (rellénese el hueco con Brad Pitt, George Clooney, el Duque / Elsa Pataki, Eva Longoria, Beyoncé, o el vecino/a del quinto, quien se desee que para eso es un sueño) y por fin dejó de correr, miró al frente y se dio cuenta de que quizá su objetivo estaba más cerca de lo que creía al principio.
Buenas noches.

2 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

Lo mejor es soñar con los ojos abiertos...

Besos

Pantera Rosa con Nube dijo...

Se sueña lo añorado, nos soñamos incluso como nos gustaría en realidad vernos, es el consuelo de lo que hoy no puede ser... Mañana ¿Quién sabe? Yo sueño y sueño, con alguien que parece cercano, pero que se deshace como arena entre las manos cuando intento tocarlo... Al despertar en la arena de la playa... De alguna manera sé que conmigo allí está el... ;-)