viernes, 30 de diciembre de 2016

VIDAS

De la red

Iba paseando tranquilamente por aquella calle poco transitada cuando de repente caí por una alcantarilla que sorprendentemente estaba abierta al mundo a esa hora tan intempestiva. ¡Para un día que iba mirando al cielo buscando rayos de sol que cegaran mi vista, resulta que el agujero estaba debajo y no lo vi venir!

La corriente de agua que por allí pasaba me hizo transitar por un laberinto de calles subterráneas sin tiempo para mirar escaparates o comprar el pan.

De repente un chorro del tamaño de un pequeño edificio en construcción me elevó y de nuevo caí, pero esta vez enfrente del nombre de una calle que me hizo pensar que quizá todo lo sucedido no tenía por qué ser casualidad.

...y fue poner un pie en el suelo y cambió mi color de piel. Fue poner el otro, y mi estatura creció y mi cuerpo adelgazó. Fue girarme a la izquierda y me dieron ganas de votar a los de derechas, por lo que me volteé a la derecha y se me quitaron las ganas de votar y de volver a girar.

Di un primer paso y ya no era logopeda ni maestra, ahora era artista: pintaba y escribía. Al segundo paso me quedé soltera, la alianza desapareció de mi dedo y dejó una huella blanca que se notaba demasiado en mi nueva piel color canela.

Al tercero resultó que comencé a hacer la mudanza, dejé de vivir con frío y me trasladé a disfrutar de la playa.

Por momentos me dieron ganas de volver por donde había venido y seguir con mi rutina, pero al llegar a una esquina me reflejé en un espejo y vi como la sombra de lo que fui salía despavorida, por lo que no lo dudé y decidí vivir sin miedo en la Calle De Los Cambios, asumiendo el riesgo de que podría ser diferente al despertar cada mañana, pero sabiendo que sería un poquito más grande en experiencias pasadas.

12 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

Lo explicaste bien

Seguro que te irá bien y mantendrás la esencia enriqueciendola

Avenida de las oportunidades

Besos

ana dijo...

Muy bien, veras que bien te sienta el cambio, los cambios son buenos y te ayudan a crecer como persona. Un abrazo ¡FELIZ AÑO NUEVO!

Sbm dijo...

Yo no pienso que te va a ir bien ni que te va a ir mal, porque todos los tiempos tienen sus partes. Otra cosa es que deseo que te vaya bien, y lo hago de corazón. Pero lo mejor ante todo tipo de circunstancias es estar preparado para afrontarlas y algo me dice que tú lo estás.

Para casi todo como mínimo hay dos opciones, el resto es fuerza, voluntad y fuerza de voluntad. Y conjugar otros verbos importantes. Tú sabrás hacerlo.

Un abrazo. :-)

Liliana dijo...

Todo irá bien....

Te deseo lo mejor para el año 2017!

Un abrazo =)))

Juana la Loca dijo...

hay cambios muy positivos, espero que el tuyo sea magnífico
feliz año nuevo 2017

alp dijo...

Espero que tengas un año estupendo...un saludo desde Murcia....y buen cambio...

María dijo...

Eso espero. Empezar de 0 pero sumando.

Besos

María dijo...

Muchísimas gracias Ana! Así me lo he tomado, crecimiento personal.

Besazos

María dijo...

Recojo tu deseo con cuidado y lo leeré de vez en vez.
Esa confianza tan ciega me da fuerza.
Gracias. Besos.

María dijo...

El deseo es recíproco!!

Besazos

María dijo...

Tan grade es este cambio que me tiene del revés, pero si me lo propongo, será positivo y magnífico.

Abrazazo.

María dijo...

Muchas gracias! Lo mismo te deseo, que este sea un gran año!

Un beso.