miércoles, 5 de julio de 2017

SABIAS TEMPESTADES

De la red


Estaba sentada mirando al infinito e intentando ordenarlo de arriba abajo cuando la tormenta se acercó. Por suerte tenía un paraguas a mano de mi color favorito y como me tapó lo imprescindible sin quejarse por el mal tiempo, yo lo sujeté con orgullo y tesón.

De repente el infinito dejó de existir y ante mí se mostró el "aquí y ahora", el "momento", el "soy yo". A una distancia de tres metros en línea recta se acababa el espacio, pero si intentabas llegar hasta el fondo, un precipicio muy hondo te lo impedía de inmediato.

Tan cerca y tan lejos, tan tú y tan yo.

Empezaron a sonar truenos y a verse relámpagos por todas partes, las aves huían volando como podían, los roedores se metieron en diferentes agujeros, los insectos dejaron de picarme y, acobardados, se escondieron.

Aguanté el chaparrón y después admiré el paisaje que ante mí se mostró: cientos y cientos de gotas formando nubes negras que se golpeaban unas a otras intentando hacerse un hueco entre la poblada selva.

Y entonces lo vi claro: en la espesura de lo denso no es posible crear nada estable. Los relámpagos te despiertan de los sueños y con los truenos dormir de nuevo no es viable. El aleteo de los pájaros te llena de plumas la cabeza y poseer un paraguas rojo implica tener que encontrar uno azul para completar el equilibrio que haga que la tempestad desaparezca.


10 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

Visto así, las bajas presiones son más deseables que los anticiclones


El tiempo estable tiene sus pegas, no creas

Besos

Liliana dijo...

Nada es para siempre....lo bueno acaba y lo malo vuelve.

Besos

A. dijo...

Me atraen las tormentas, quiza porque es la forma que tiene la vida de decirnos que no podemos ordenarlo todo, que debemos dejarla fluir.

:)

Tus metaforas son magnificas.
Un beso, hermosa.

P.D. Perdon por la falta de acentos. Mi teclado hoy decidio ser completamente anglo.

Juana la Loca dijo...

todo tiene su contrario y su equilibrio... pero después de cada tormenta llega su calma mi amiga
besos

Demian dijo...

Hermosa manera de hilvanar las letras. Presente , pasado se hacen un tapiz en el amor. Dificil conjugacion siempre. Besos enormes

María dijo...

Todo es según se mire. Y sí, hasta lo estable nos desestabiliza.

Besos.

María dijo...

...Y volverá lo bueno, y lo malo, y lo bueno...

Besoss

María dijo...

Cierto. Ante tal magnitud sólo podemos dejarnos llevar.


Besazos y perdonada ;-)

María dijo...

Y es durante la calma cuando tenemos que prepararnos para la tormenta, y viceversa.

Besos.

María dijo...

Con aguja e hilo, lograr acabar el tapiz es el objetivo.

Besos.