lunes, 29 de septiembre de 2008

Aquí y ahora


Siempre odié las películas tipo "Terminator" y todas las del estilo, no porque no me llenara su argumento y no sacara ningún tipo de conclusión después de verlas, que también, sino por el ambiente que creaban para presentarnos cómo iba a ser el futuro.
Y lo más trágico era que ese futuro estaba próximo, año 2020 o una cosa así, por lo que me veía viviendo entre androides, coches voladores, trajes de cuero, rayos láser, zonas desérticas, caos y más caos.
Qué miedo me daba pensar que iba a tener que desenvolverme en un mundo así.
Por ahora voy viendo que no llegaremos a esos extremos, al menos en tan poco tiempo, pero si percibo el caos en el que cada día nos sumergimos al poco rato de despertar: tráfico, voces, malas caras, estrés.
No puede ser bueno a largo plazo, lo pagaremos de alguna forma.
Por momentos desearía vivir en el campo, despertarme con el ladrido del perro del vecino, desayunar leche recién ordeñada, comer tomates que sepan a tomate y manzanas con sabor a manzana, hacer la matanza en enero, calentarme con una chimenea, pisar las hojas por los caminos y poder oír el ruido que hacen...
Pero por otro lado necesito la mayor parte de las cosas de la vida de la ciudad.
Imagino que un poco como todos, no obstante de momento me conformo con no convivir entre androides, aunque a veces es para dudarlo.

8 comentarios:

Juan Luis Sánchez dijo...

Hola. Pues algunas cosas del futuro en el que vivimos que son buenas (como el teléfono móvil (nos permite llamar si nos perdemos o enterarnos de cuando nos pueden necesitar) también tienen su lado oscuro (suenan pitidos y música en todas partes, se acabó el silencio, la gente que está contigo te deja de hablar para sumergirse en otra conversación). Igual con internet. Me permite a mí leerte a ti aunque estás lejos pero ha dado alas a los pederastas por ejemplo. Todo tiene su lado bueno, y su lado agobiante.

Del pasado, hecho de menos los tomates.

Felicidades por el articulillo.

Ezne dijo...

La verdad es que daba miedo pensar como veían el futuro (que ya es presente...) de todas formas todo avanza mucho y muy deprisa, piensa que ya están inventando robots con cuerpos humanos y tal...

La vida evoluciona mucho. demasiado para mi gusto!

Un beso

Al Neri dijo...

Las pelis sobre el futuro se han equivocado todas.

Lo de vivir en el campo, ten cuidado, que a una amiga mía de pueblo le ha tocado una vecina cuyo gallo la despierta todos los días a las 5 de la mañana y ha tenido que poner una denuncia en el Ayuntamiento...

JAVIER dijo...

El futuro siempre sera incierto, lo mejor es vivir el presente aportando lo bueno que debemos para disminuir los grandes errores que muchos cometen sin tomar conciencia que estan forjando nuestra autodestruccion.

Saludos desde Japon.

Pantera Rosa con Nube dijo...

Yo antes que con Terminator me quedaba con Mel Gibson en Mad Max...Lo cierto es que la vida en el campo no es tan idílica como parece, yo vivo al lado de una granja y mucho campo, y aunque me crié en una huerta, no me acostumbro al olor a caca de caballo, a las moscas y la capa de tierra que se forma en el suelo y sobre las cosas cuando abro la ventana. Por otro lado vivir en la ciudad es contaminación acústica, la obra que al lado de tu casa las ocho de la mañana enciende la hormigonera y es como si la tuvieras dentro de tu habitación, polución, caravanas y malos modos... En fin que estamos descolocados, y que a la hora de tomar decisiones de este tipo siempre te falta algo y te sobra mucho...;-)

Ira dijo...

Jo, lo más triste es verlas ahora cuando las rodaron hace 20 años. que equivocados estaban jajajja

Un beso

noelplebeyo dijo...

Pues, hablando de cine, no te recomiendo que veas la Conspiración del Pánico, no por el panorama que presenta, donde la tecnología nos controla y dirige a la nación más poderosa del mundo, sino porque, al final, te preguntas si es del todo ficción o empieza a ser realidad

María dijo...

Juan Luis: te doy la razón, cada época tiene su lado bueno y su lado malo y nos tocó vivir en este momento.
Saludos y gracias por la visita.

Ezne: Demasiado rápido para mí también.
Besos.

Al neri: una vez más, pros y contras.
Saludos.

Javier: cierto, mejor ni pensar en lo que vendrá, aunque a veces la imaginación vuela.
Saludos desde España.

Pantera rosa: qué te voy a contar yo a tí, simplemente me entiendes.
Besotes.

Ira: y menos mal, esperemos que no todos los pronósticos a largo plazo se cumplan.
Besos.

Noelplebeyo: pues sólo por no recomendármela ya me pica la curiosidad, ves como es el ser humano...
Gracias por la visita.