viernes, 31 de octubre de 2008

Y OLÉ

Estaba yo tan tranquilita descansando frente a la televisión encendida, sin prestarle demasiada atención, cuando absorta en mis pensamientos me di cuenta de que si quisiera hoy en día poner una sevillana típica spanish encima de la caja tonta no podría, la tele es tan fina que no habría ley física posible que consiguiera que se sujetase con cierta estabilidad.

Me dije que esa reflexión tan extraña a esas horas de un viernes fin de mes merecía, por lo menos, un post en el blog.

Y me doy cuenta de lo que han cambiado las cosas en poco tiempo, se ha pasado de la decoración excesiva al minimalismo exagerado, del colorido y la sin razón de aquellas paredes de los años 80 a los tonos pasteles y la uniformidad de las casas de hoy en día. En ocasiones, cuando veo fotos de mi infancia me cuesta encontrarme en la habitación entre tanto cuadrado-rombo-círculo-rojo-naranja-marrón, uff, cómo podría pegar ojo por las noches, diríase que podría calificarse de cuasi sacrilegio al feng shui tan de moda hoy en día.

Quizá de ahí me venga esa obsesión por las líneas rectas, los colores suaves y la sencillez de mi casa, acepto regalos de todo tipo excepto decorativos sin haberlos elegido previamente, no soporto las figuritas o los recuerdos de Benidorm, mucho menos los adornos de las comuniones o bodas o bautizos...

Llegados a este punto debo explicar para la gente de otros países que durante los años 70-80 se impuso casi de forma general que toda casa pudiente tuviera una sevillana como la de la foto encima de la televisión y a poder ser con un tapete de ganchillo elaborado por la abuela debajo.

También había cientos de hogares con una especie de tapiz o alfombra en la pared con la imagen de unos ciervos en el bosque, que debieron de agotarse en el mercado.

Con la perspectiva del tiempo todo esto se percibe como un atentado al buen gusto, pero jolín, qué felices éramos y qué orgullosos estábamos con nuestras muñequitas y nuestros tapices decorando nuestros días.

8 comentarios:

Ira dijo...

En mi casa sevillanas no, y lo de los ciervos... eso admito que si xD las paredes llenas de dibujitos de papel pintado y miles de recuerditos de benidorm que encima no habias visitado, te los traia la gente (que vaya mierda de regalo)

Un beso

Noelplebeyo dijo...

¿ Cual tiempo pasado fue mejor ????
La nostalgia es buena cuando nos trae esos buenos recuerdos de nuestra niñez, adolescencia...pero hay que reconocer que eramos horteras...y los críos de ahora con los pantalones por las rodillas??? cada época es lo que es. Preciosos los platos de recuerdos de Benidorm....

cleira dijo...

Que alergia! las sevillanas, el toro, la bota, el cartel de toros enmarcado, los suvenirs... por suerte en mi casa de ahora y de antes eso estaba prohibido. Creo estar vacunada contra el mal gusto.Ahora aquí en Alemania todo son velas y más velas, mucha flor(nunca de plástico) y decoración de temporada, como calabazas, castanas, hojas secas, piedras zen... Qué se yo, decorar por decorar y no dejar ni un espacio libre.

Ezne dijo...

Yo en casa no recuerdo tener una sevillana de esas, quizá es que cuando nos independizamos de mi abuela esa epoca habría pasado... tampoco he tenido cuadro de ciervo, jo es que ni recuerdo que estuviese de moda!!!! lo que si recuerdo es tener muchas figuritas, a mi me encanta no tener na' lo justo, pero por no limpiar XD que no tengo tiempo ;)

Un besote!

Mi vida en 20 kg. dijo...

Si como cambian las cosas, yo tambien tengo recuerdos de mi infancia con todo recargado.
En lo personal me gusta mucha la decoracion, pero no me guio por tendencias o Modas, voy por mi gusto y mi comodidad.
Ahora bien creo que los ojos se acostumbran a todo, al llega a Egipto encontraba todo horroroso, tanto dorado, todo recargado, me agotaba, ahora ya puedo rescatar algunas cosas y hasta me pueden gustar :)
Saludos

the strange* dijo...

las sevillanas....a pesar de ser de Chile por aqui tb. llegaron, mi tio viajaba mucho y trajo unas de regalo...
siempre he preferido los chocolates...siempre son bien recibidos...en cambio un decorativo si no te gusta tienes que guardarlo...y si la persona que te lo regalo te pregunta por el adorno...ups!! se rompió!!
cada uno con su decoracion...es mejor...asi nadie se enoja

Pantera Rosa con Nube dijo...

Qué buena tu entrada!!! Jajaja. En mi casa estaba el cuadro de los Ciervos, y no te olvides de la guapa aguadora de Julio Romero de Torres. Ó la Nancy legionaria aquella vestida de verde sobre el tapete del mueble. En la casa de alguna abuelilla todavía quedan vestigiso de aquello...
Si en alguna ocasión vienes a Cádiz y pasas por el Parador, el entrar en su salón de actos-comedor es alucinante, viaje en el tiempo, al trasladarte a la era de Paco Martínez Soria. Parece que va a sonar esa típca canción de aquellas peliculas cuya letra era Dabadababdabadadabada...
Ó las películas de aquel gordo italiano con el rubio flaco guapetón que se líaban a pegar tortas toda la peli...
Cuántos recuerdos...
Gracias jejejeje...

JAVIER dijo...

Si, la modernidad de a poco va acaparando parte de lo que eran nuestros recuerdos. Buena observacion la del televisor.
Hace un tiempo atras mi madre me aviso que lo que fue mi habitacion ya no guardaba ni el color ni los muebles que deje, me dio tristeza. Asi es la vida "cambia todo cambia".

Saludos desde Japon.