domingo, 30 de noviembre de 2008

Ya llegó

Días de frío, horas perdidas, semanas sin sentido, parece que el tiempo en invierno pasa sin más, sin ningún fin.
Imagen y semejanza de lo que pasa dentro de mí en este preciso momento.
Rutina, me mata, no sé de que especie estoy hecha, pero en cuanto llevo un determinado tiempo haciendo lo mismo, se acopla una tristeza a mi lado que cuesta dejarla encerrada en algún cajón, si es que no tiene un buen candado.
Es entonces cuando busco sin cesar momentos de soledad para hacer lo que deseo, huyo de la obligada cortesía y pienso únicamente en mí, siento entonces una gran liberación, un "ahora sí soy yo" y no cuando me disfrazo cada mañana para dar paso a la gran función del día.
Ni siquiera los que tengo alrededor se dan cuenta de mi dicotomía, tengo fama de ser tímida, seria, y únicamente es prudencia, a la hora de hablar, a la hora de actuar, no suelo dejarme llevar por impulsos, las veces que me arriesgué me di de bruces contra la realidad.
Durante unas semanas he vivido un sueño, creí que esta vez iba a hacerse realidad, como en tantas otras ocasiones llegó el momento de la decepción, nada resulta fácil para mí, pareciera que para llegar a un mismo objetivo, los demás debieran andar 2 kilómetros y yo 200 más.
No pasa nada, otra vez será, no debes agobiarte, ya llegará, palabras que oigo y dejo pasar sin más, porque cuando estas harta de que lleguen las cosas que no quieres que pasen, y de que no pasen las cosas que quieres que lleguen, no quiero palabras etiquetadas para cualquier ocasión, quiero que comprendan que sí pasa algo, que sí me preocupo, que la próxima vez no será como esta, que me agobio porque es mi vida, mi cuerpo y mi situación.
Por eso no hablo sin conocer, no opino sin haber experimentado, no doy consejos sin estar en el lugar del otro.
Fuera comienza a nevar.

6 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

Pues estoy muy de acuerdo contigo. Simplemente recordarte que esa presentación que tienes tan bonita ( Intento pasar desapercibida, pero siempre llamo la atención. Dejo pequeñas huellas por donde paso ) lo dice todo. En mi caso, me gusta leer lo que cuentas y a veces me identifico.

Pantera Rosa con Nube dijo...

No te imaginas lo identificada que me he sentido en cada palabra, en ese sentir que tan bien expresas, en esa tristeza adosada... En la ilusión casi palpable que se deshace entre los dedos como arena cuando ya casi la sentías realidad. Has escrito tu alma y leído la mía sin saberlo... Y hoy me siento en cierta forma unida a ti.

Mi vida en 20 kg. dijo...

Mucho animo, aunque claro, tambien es una frase lista para ayudar no?...no se ...un abrazo.

JAVIER dijo...

El frio suele tener esos efectos en el ser humano, como que te jala mucho a la reflexion o a estar deprimida, pero lo mas importante de todo esto es que de aquello puedes crear un buen post como el que nos entregas.

Saludos desde Japon.

Kiri_dido dijo...

Y yo que soy totalmente lo contrario...o sea impulsiva también me sigo dando de bruces. Pero me levanto y sigo creyendo que en algún lugar o en algún momento, encontraré lo que busco.
Creo que esta ocasión me siento muy identificada contigo:-). Ya sabes...nada es eterno, ni la felicidad ni la infelicidad. Besos.

María dijo...

Una vez más, mil gracias por los comentarios, tan bonitos...
Leeros es un verdadero placer.