jueves, 28 de mayo de 2009

LO QUE NO SE VE


Callo tanto, albergo una mochila acoplada a la perfección en alguna parte de mi, que no se nota, no traspasa, no se mueve.
Me pongo las gafas de sol, de las grandotas y veo la vida pasar: siempre me ha gustado observar a los viandantes, imaginar cómo serán sus días, intentar captar una migaja de lo que son con sólo mirarles a los ojos.
Pero me encuentro con que la mayoría también oculta su mirada, con la excusa de que hace daño el sol, más daño hacen otras cosas, me digo yo, y upss, veo que no predico con el ejemplo.
Estiro una pierna, toco con la punta del pie el exterior, comienzo a formar parte de su mundo y de repente me encuentro envuelta en una espiral sin posibilidad de retorno, corro peligro en cada vuelta, me mareo, me alivio, río, lloro, grito, salto, descanso, me altero, un caos hermoso que consigue que duerma por las noches como un bebé no llorón.
Las etapas sin color me dejan agotada, pintaré al igual que en mis cuadros, figuras extrañas y sin sentido que transmitan algo al que los mira, pero eso sí, con color, mucho color para así tener un motivo para comprender el por qué de las gafas de sol de todo aquel que me mira.

3 comentarios:

Pantera Rosa con Nube dijo...

Por fin has vuelto Amiga... Escribir como terapia, como forma de destilar las amarguras, la falta de comunicación, lo cuesta arriba que se hace a veces, lo difícil que se te hace algo que sabes que es fácil.
Las Musas nos acompañan siempre en estos momentos y hemos de agradecerles que a través de ellas, nuestro ser se haga Arte, belleza y sobre todo, se comunique. Besos

Noelplebeyo dijo...

que buena pinta estás cogiendo...

*Sally* dijo...

hola de nuevo^^, me ha gustado el post, la verdad eske tambien intento averiguar alguna migaja de la personalidad de la gente solo mirandola, es algo interesante, como averiguar el motivo de esas gafas de sol.

salu2, un beso

*Sally*