martes, 16 de febrero de 2010

OSCURIDAD


Hay que ver la pereza que tengo incrustada dentro de mí, ni abrir los ojos deseo.


Una de estas épocas que me visitan muy de vez en cuando. Me consuela saber que cuando salga el sol la coraza será aún más sólida y tendré historias que contar.


Mientras tanto no escribo, sólo leo.


4 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

Hay oscuridades que relucen tanto que son capaces de iluminar una lectura...que bonito eso de ni abrir los ojos deseo

Un beso María... con zancos y en puntillas te dejo

cleira dijo...

Animo! Ya sólo te queda subir, has llegado ahí abajo y ahora con impulso, ala! parriba!
De todos modos con el tiempo que está haciendo en Salamanca no me extrana que no quieras hacer nada. Llego hoy de Salamanca y he pasado tanto frio como aquí en Alemania.

María dijo...

Gracias por el apoyo, es agradable ver luz en otros rincones.

Besotes a los dos.

Ingrid Dietricht dijo...

La Luz está en ti y cuando miras hacia fuera por eso no la percibes, yo desde aquí Sí ;-). Besos