lunes, 15 de octubre de 2012

GOLPE


...y caí, de cabeza y boca abajo. Con un golpe a traición cuando me daba la vuelta.

El dolor es tan fuerte que no puedo respirar correctamente, quisiera envolverme en mi misma, no dejarme ver, no ocupar espacio.

Cerrar los ojos y no volver a abrirlos, lo que ven no me agrada en absoluto. La realidad no me gusta, no me llena, no es mi sitio.

Apartada, en mi pequeño mundo interior, ahí encuentro consuelo en cuanto lo busco, ahí están las respuestas, ahí soy yo.


2 comentarios:

Plebeyo Sir dijo...

esperemos que dejes alguna luz entre tanta oscuridad...

todo bien ??

María dijo...

Uffff, poco bien, ya lo sabes.