sábado, 1 de diciembre de 2012

COLOR

Cuando el color se esfuma y todo parece más blanquecino.

Cuando los matices dorados se oxidan y sueltan la herrumbre por toda la estancia.

Cuando el sol no logra alcanzar la copa de los árboles y éstos se tornan tristes y apagados.

Entonces el color permanece en la piel, de ella brotan la luz y los colores, el tono que destaca es el que permanece, hagámoslo partícipe de la fiesta.

3 comentarios:

Plebeyo Sir dijo...

si todos los colores nacieran de la piel...el arco iris estaría al alcance del tacto

Gala dijo...

Justo como lo cuentas. Cuando el resto queda descolorido, sin luz ni del sol aparece el dorado, el brillo tostado en la piel coloreada, que aporta la luz necesaria y nos da una lección de lo maravilloso del tono.
Me gusta tu blog.
Me quedo.
Besos mediterráneos.

María dijo...

Plebeyo: qué bonitooooo

Gala: Me gusta tenerte por aquí. Aportas luz.

Besos