lunes, 15 de septiembre de 2014

DESNUDANDO ...ME


Quiero andar descalza para sentir, quiero desprenderme hasta de la piel para mostrar, quiero ver reflejado en los ojos de los demás esa calma que hoy en día no se encuentra por ningún lado.

¿Por qué hacemos tan difícil ésto del vivir?

Debo ser persona de gustos "caros", disfruto con la compañía, con las charlas interesantes, observando el vuelo de las libélulas o siendo testigo de cómo el sol desaparece, busco el sentido a todo lo que ocurre, me guío por mi instinto, miro siempre hacia delante y me duele mucho la ausencia sin motivo.

Las lágrimas ayudan a pasar un mal día, la sonrisa a reforzarlo, me pregunto una y otra vez ¿por qué actuamos como actuamos?

A veces creo que hemos perdido lo único bueno que teníamos y que nos hemos convertido en seres humanos sin corazón, no distinguimos lo bueno de lo nocivo, mezclamos a todos en el mismo batido, tratamos al prójimo igual que al enemigo y nos olvidamos rápidamente de lo que un día dijimos.

Me resisto con fuerza, y ya casi sin uñas, a formar parte de ese elenco, yo aún siento y cuido al que me cuida, escucho al que me llama, protejo al ser indefenso. 

El día que esto cambie, será que mi vida acabó, prefiero mil y un palos yendo de frente que bandejas llenas de lingotes de oro si practico la traición.


10 comentarios:

Sakkarah Carmen Magia dijo...

Así eres tú, preciosa...

Y es una suerte que queden en la vida personas como tú, con esa sensibilidad.

Vivir no es difícil, como bien dices... lo hacemos muy difícil...

Creo que en los gustos me parezco a ti...

Tengo corazçon... pero noto que a nadie le importa si lo tenemos o no. Tampoco le importa mucho a las personas dañarlo...

Nunca cambies.

Muchos besos

Noelplebeyo dijo...

Cuando he visto el título se me abrieron los ojos como platos. Afortunadamente superaste el primer pensamiento nocivo para mostrar la fortaleza que te define. La mayoría de las veces es la misma que puede auyentar a las personas. En este mundo los disfraces permiten avanzar sin demasiadas preguntas y confesiones.

Yo te guardo en mi cajita particular.No lo olvides

Juana la Loca dijo...

pues me parece genial!!
a mi tampoco me gusta ser de "esa gente" digamos común, de esos que parecen clones... y la verdad que ser diferente también conlleva sus consecuencias,aunque a mi me la traen al pairo!!

Sonsoles dijo...

Antes la gente se necesitaba más, era menos gente, más alma.
Yo tb lo echo de menos. Compartir patio de corrala, lavabo, palangana para lavar a los niños en bateria, lecturas, problemas... ahora nadie habla con nadie. Van a acabar todos en el fisio tratándose la c-6 c7 por esguince cervical, de tanto reclinar el cuello para leer la pantallita del móvil
Pa haberse matao
Voy a ver si encuentro una máquina del tiempo y te llamo ;)
Besitos

Katrina dijo...

A veces esta sociedad moderna nos aleja de lo que realmente necesitamos; el contacto con la naturaleza, el contacto con los otros. El real contacto, el vernos a los ojos, sonreír, llorar, acariciar, hacer cosquillas.
Nunca te dejes consumir por esta sociedad de plástico! a veces duele tanto caminar entre estas selvas de cemento sin sentirnos ni a nosotros mismos.
Tu entrada me ha gustado, sigue como eres!
Saludos

María dijo...

Saber que no estás sola es un gran alivio.
Las dos sabemos el precio a pagar por ser como somos, pero ante todo, somos auténticas.

Abrazazo

María dijo...

Es posible que impresione más lo que hay dentro que el exterior...

Y vaya, lo a gustito que se está en tu cajita!

Besazo

María dijo...

Sigamos por ese camino, los que no nos valoran no saben lo que se pierden!

Cuídate mucho!

María dijo...

Atenta al timbre por si la encuentras!! Voy para allá sin maleta ni móvil!

Jajaaa, un besazo

María dijo...

Esa sensación pasea mucho en mí, creo que el proceso de adaptación va más lento en mí, pero yo necesito el contacto más que respirar.

Gracias!! Un besazo enorme