martes, 8 de diciembre de 2015

ENREDO

De la red

He hecho un nudo a mi cuerpo y lo he rodeado de mucho pelo para que no se vea el enredo.

Lo cepillo cada mañana, coloco los mechones estratégicamente, corto las puntas abiertas o tiño las canas incipientes. A cambio me aporta calor y privacidad, sólo tengo que salir a la calle cerrando los ojos, sintiéndome bella, segura y capaz.

Los jóvenes me miran de reojo y como si de un reflejo se tratara, sacan su teléfono ya preparado y me hacen fotos sin permiso. Se esfuerzan en pillar el encuadre correcto, porque lo importante para ellos no es la cara, es salir con morritos de selfie junto a ese extraño y peludo cuerpo.

Si supieran lo que arrastro...  toda una vida de recuerdos...

Con fichas de un puzzle aún inacabado voy creando mi historia, cada día un nuevo hallazgo. Pero en un momento dado no coloqué una pieza en el sitio correcto, y en vez de enmendar el error, lo intenté disimular aplastándolo con mis zapatos nuevos. Aunque yo sentía una molestia lo achacaba a lo normal, ya sabéis: al reuma, a la edad, a los nervios o al exceso de Prozac.

Y resultó ser precisamente un nudo, de piezas de puzzle mal ordenadas con pelo liado en medio de ese enredo... como una joroba sin agua dentro, que me daba un aspecto de dromedario hembra yendo directita al desierto.

Cuando fui consciente de ello, cogí el teléfono, pedí cita en el fisio y después en el peluquero.

Y aquí estoy, sentada en la sala de espera ¿de quién? No sabría decirlo, las paredes son blancas, hay carteles con sonrisas, pero ¡debe ser el peluquero! Es cierto, lo estoy notando, mi pelo tiembla, se encoge, se estira, se hace trenzas, mira al fondo de la sala y después se agarra más que nunca a mi cuerpo. 

En el fondo lo entiendo, son muchos años juntos, ya nos tenemos cariño y pensándolo bien, me acabo de enterar de que se llevan de nuevo los flequillos este invierno. Me decido por una puesta a punto, un corte asimétrico, un color llamativo y mucha mascarilla aceitosa para deshacer el enredo.


19 comentarios:

ana dijo...

Has hecho un enredo magnífico. Qué imaginación la tuya. Un abrazo

Noelplebeyo dijo...

Verás cuantas fotos se sacan ahora !!!!

Mándame una

Juana la Loca dijo...

yo hace un par de años decidí dejarme flequillo, más que nada porque disimulo mejor las canas de las entradas, que he de teñirme cada mes....
seguro que te han dejado guapísima!!
besos.

A. dijo...

Hace poco me quejaba de mi vida, de no haber tenido nunca cierta estabilidad. Cambio tras cambio, sin apenas tregua, sin poder sentirme segura. Ahora sé, sin embargo que esa seguridad es endeble y falsaria, y que es necesario someterse a constantes cambios para poder ir a la par de un mundo que nunca deja de girar, ya faltes o no en él. :)

Un beso grande, grande.

TheWickedNightmare dijo...

Que buen escrito
Saludos

Chaly Vera dijo...

Men enrede en la pelambre

Ale dijo...

Hay enredos que cuando más se quieren desmenuzar, más nos complica, porque entendemos que quizás hay que cortar de raíz. Pero de un modo u otro, el amor está encapsulado de todas las variantes de tu historia, caigan hoy en una complejidad o no.

Abrazo.

Ingrid Dietrich dijo...

Qué disfrute entre tus mechones y enredos, he jugado como gata con ovillo con tu cita en el peluquero. Lo que es darse cuenta de uno mismo a través de unos morritos de selfie ajenos. Muuuaaakkkss

RECOMENZAR dijo...

Tu genialidad cunado escribes es magia querida
simplemente magia
hermoso texto

María dijo...

La imaginación, ese otro mundo por el que navego a menudo.
Gracias por tu maravilloso comentario.
Besazo.

María dijo...

Dejas de ser el bicho raro y pasas desapercibida...

Una?

María dijo...

Los cambios siempre sientan bien!

Besazo

María dijo...

Tienes toda la razón, doy gracias por haber sido consciente de ello y por intentar incesantemente adaptarme a las circunstancias.
Tú, me entiendes.

Abrazazo.

María dijo...

Gracias por tu visita y tu comentario!

Bienvenida.

María dijo...

Voy corriendo a desenredarte!

Bienvenido!!

María dijo...

Entendiste muy bien mi historia.

Bonita reflexión. Abrazo.

María dijo...

... Eso es encontrar el lado positivo!

Abrazazo.

María dijo...

Tus palabras me llegan muy adentro.

Gracias, gracias y gracias.

Besazo.

Noelplebeyo dijo...

y detrás otra