martes, 9 de febrero de 2016

COSQUILLAS

De la red

Si las ovejas supieran que la lana que alguien esquila de sus cuerpos cada primavera está destinada a formar ovillos, cargarían con el peso de su cabello hecho rastas y fumando sustancias ilegales, mientras que sus conversaciones banales no pasarían de beees en español e inglés.

Si las moscas pudieran comprender que nos hacen cosquillas al posarse sobre nuestra piel, irían volando a comprarse zapatos con tacones muy altos, a ver si así notamos más sus pisadas y las espantamos a puñetazos con un motivo serio entre las manos.

Si la vida pudiera ser leída de antemano, se evitarían muchos disgustos, muchas riñas y muchos infartos. Pero dejarían de verse las caras de sorpresa ante lo inesperado, el brillo de los ojos de los niños frente a los regalos y la palabra adrenalina desaparecería de nuestro vocabulario.

Si las cuerdas perdieran de repente la capacidad de hacer nudos a diestro y siniestro, podrían servir para unir sin ataduras, el mejor de los compromisos, la de estar juntos porque se quiere, sin papeles ni banquetes.

¿Y si las ovejas pudieran volar como las moscas, y las moscas supieran de su breve vida, y la vida se dejara de ataduras y de cuerdas y las cuerdas estuvieran hechas de lana blanca y fina?

Pues las ovejas nos harían cosquillas con sus patitas y reiríamos a carcajadas, las moscas fumarían nuestros cigarros y beberían nuestro alcohol, las cuerdas dejarían de ser cuerdas y se volverían hilos de hilvanar y la vida sería mucho más alegre, pero sobre todo, mucho más sencilla y en ocasiones, más banal.


13 comentarios:

Juana la Loca dijo...

si todo eso pudiese ser cierto, viviríamos en un mundo maravilloso....
besos.

Liliana dijo...

Bueno, pero soñar de vez en cuando no está mal!

saludos =)))

Noelplebeyo dijo...

yo me llamo moscar, por si no lo recuerdas


pero no tengo cosquillas


es una beautiful entrada

Miguel Ángel Pegarz dijo...

Me gusta muchísimo el tercer párrafo.

María dijo...

Utopía quizá.

Besazos.

María dijo...

Por supuesto, al mundo de los sueños aún no le han puesto precio... Aunque no tardarán.

Besos.

María dijo...

Moscar, las cosquillas se tienen, hay que saber buscarlas.

;)

María dijo...

Me alegra, pequeñas reflexiones con carga emocional.

Un saludo y gracias.

A. dijo...


Ay, la vida !


Un beso.

María dijo...

Esa que vives tan inmensamente!

Abrazazo

Sbm dijo...

Me gusta cómo escribes, me gusta lo que escribes (esto me da algo de envidia). Volveré.

Un saludo.

María dijo...

Bienvenido! Ahora ya asiduo visitante!!

Sbm dijo...

jajaja, has tardado en contestar, ¿eh?

Me he leído, aunque no comentado muchas entradas tuyas ya...

Un besito :-)