jueves, 25 de agosto de 2016

PIEDRAS

De la red

Necesito la sencillez a mi alrededor tanto como respirar, sin embargo lo complejo va por dentro. Cuestión de equilibrio.

A menudo imagino cómo debe ser la vida de las piedras desde el momento inicial en el que adquieren esa categoría y empiezan a tener nombre.

Esta nació en el fondo de un océano, pesó casi cinco kilos y sus primeros años se la veía redondita, rosada, rodaba al compás que marcaban las mareas, se divertía deslizándose a través de las olas y consiguió hacerse entender con la fauna marina a pesar de poseer una voz grave que asustaba a los caballitos de mar y provocaba escapes de tinta en algún que otro calamar.

Tras un tsunami inesperado y tras la consabida pérdida de conciencia provocada por la situación, despertó en la colina de una montaña donde descubrió lo ardiente que podía llegar a ser el sol en los meses de verano y lo agresivo que era el viento cuando se juntaba con la lluvia durante los largos inviernos y las temporadas de monzón.

La erosión hizo su trabajo y el tiempo, como si de un experto contorsionista se tratara, la moldeó a placer. Ambos decidieron la forma que adoptaría una noche hablando entre secretos, restaron centímetros de aquí y de allí, pulieron las esquinas y dejaron al descubierto su escondido corazón.

La sencillez apareció debajo de tantas capas de piedra caliza, solo hizo falta tiempo, rodaje, experiencias y exponerse a la vida para irse desprendiendo de lo que sobraba y para cambiar el artículo indeterminado: una piedra, por el determinado y con mayúsculas: La Piedra.

7 comentarios:

Sbm dijo...

Conozco la sensación. Besos.

Noelplebeyo dijo...

todos somos materiables modeables hasta que queda la esencia...o te diluyes en granitos de arena

El monzón es maravilloso

Besos

Juana la Loca dijo...

así soy yo, cuál piedra tan pulida y erosionada que ya no tengo la categoría de piedra, más bien parezco una china en un zapato....
besos.

María dijo...

Todos alguna vez la rozamos o profundizamos en ella.

Besos.

María dijo...

Totalmente de acuerdo.

Besos.

María dijo...

Pero serás una china de buena calidad en zapato de lujo, espero.

Besos

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.