domingo, 18 de septiembre de 2016

POSITIVA

De la red
Admiro a las personas que arriesgan, a las que sólo les hace falta una mochila medio llena para tener un motivo por el que andar.

Tanta rutina y tanto planear anula al ser humano, lo acomoda en un mullido sofá y desde allí ve pasar los años mientras que siente que vive la vida que le va proyectando la televisión: ese mundo tan irreal que vamos montándonos a falta del real del que nos vamos olvidando.

Adoro la energía que desprenden algunas almas, aquellas que te incitan a seguir sus pasos como abducidos por su estela, que son capaces de derrotar tu cuerpo si se plantan frente a ti con altivez. Por momentos me siento libre siendo su esclava y de repente lo hago mi esclavo al ofrecerle total libertad. 

Me gusta tocar las palmas de las manos, vislumbrar a través del tacto la historia personal inacabada del ser que me abre esa puerta sin saber que no podrá volver a cerrarla. Escribir con hechos cuentos para adultos con finales felices, de esos con más miradas sinceras y menos cenas copiosas con perdices.

Deseo empezar de cero, borrar de la memoria los momentos con neblina y organizar cada día una fiesta por el mero hecho de estar viva, celebrar con bailes inventados cada agarrón de manos y proyectar fuegos artificiales cuando los abrazos sean tan profundos que provoquen en mí pólvora prensada con una larga y sinuosa mecha. 

Un día de estos cogeré mi mochila, la vaciaré de rutina y la llenaré de energía, recopilaré historias que están por escribir y festejaré cada minuto de vida con relativo alboroto y mucha alegría.


20 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaciaré la mitad de mí mochila para que entres tú.
;-D

Sbm dijo...

A mí me gustan mis rutinas por ser variadas, pero también me ayuda vaciar mi mochila un par de veces o tres al año. No sé si puedo dar gracias a la vida, pero desde luego sí doy gracias por tener trabajo (aunque también hay un componente de esfuerzo por mi parte).

Lo has escrito con estilo, una maravilla.

Un besito, María :-)

A. dijo...

Yo no sé si es por mi ascendente en cáncer o mi terca propensión a lo absurdo jajaja, pero amo mi rutina. Y me cuesta digerir aquellos cambios que no decido y los comienzos que no controlo.
Pero reconozco que las expectativas todo lo joden, es verdad, y a veces los mejores momentos son aquellos que no se planean.

Te envío un besito, hermosa.

A. dijo...

Yo no sé si es por mi ascendente en cáncer o mi terca propensión a lo absurdo jajaja, pero amo mi rutina. Y me cuesta digerir aquellos cambios que no decido y los comienzos que no controlo.
Pero reconozco que las expectativas todo lo joden, es verdad, y a veces los mejores momentos son aquellos que no se planean.

Te envío un besito, hermosa.

Liliana dijo...

Entre más años va cumpliendo uno, más entiende que hay que actuar y no planear, porque no sabemos si llegaremos a la fecha planeada.....!

Un beso =))))

Noelplebeyo dijo...

las dichosas rutinas que nos hacen seguros en nuestra burbuja

Para salir de ella, hay que reventarla

Juana la Loca dijo...

yo una vez fui estela, el alma de las reuniones... pero me han quedado tantas heridas que estoy encerrada en mi concha...
besos guapa

María dijo...

Qué bonito!

Gracias!

María dijo...

Lo haces muy bien, se trata de buscar el equilibrio.

Besos

María dijo...

Dejar que la vida te sorprenda no está mal, después del desequilibrio que se provoca puedes llegar a sentir tantas sensaciones nuevas...

Un abrazo

María dijo...

Eso es muy cierto, a actuar se ha dicho!

Besos

María dijo...

Recomendación: llevar siempre algo punzante consigo mismo.

Un beso.

María dijo...

Volverás a serlo, esa forma de ser no puede estar encerrada por mucho tiempo.

Besazos

Miguel Ángel Pegarz dijo...

Hermoso texto. Espero que me contagie un poco de su optimismo.

María dijo...

Si sirve para que te lleves un cuarto y mitad, yo satisfecha.

Gracias, Miguel Ángel.

..NaNy.. dijo...

Hola paso de visita por tu blog me parece muy interesante tu entrada, yo soy de las que piensan que la rutina es buena, pero de cuando, en cuando saltarla megusta. Saludos

RECOMENZAR dijo...

Y a mi me encantas como eres
como escribes
lindo
simple
claro
como el agua cristalina
beso

María dijo...

Bienvenida! Cada cual se encuentra mejor en un estado: disfruta tu rutina y cuando saltes, pues a seguir disfrutando.
Gracias.

María dijo...

Intento serio, escribiendo y viviendo.

Tu visita siempre completa este rincón.

Besazos

RECOMENZAR dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.