domingo, 2 de noviembre de 2014

NI LUCES, NI CÁMARA, NI ACCIÓN...


Se abre el telón, los actores preparados, meses y meses de ensayos, nervios ante el estreno, pérdida de kilos y noches sin dormir pensando en el momento, ese preciso momento en el que se encuentran ahora. Nunca lo imaginaron así, las butacas vacías, los acomodadores de brazos cruzados, nada de bullicio o sonidos tecnológicos inadecuados para un teatro.

Se une todo el elenco y deciden salir a la calle, con sus trajes de época un poco raídos y sus maquillajes pálidos pintándole las caras.

Primavera tardía, a esas horas hace fresco para estar cómodo en la calle, aún así se ven las terrazas llenas, cervezas, coca colas, patatas bravas, pinchos de tortilla.

Todos los ojos se centran en la pantalla, miles de miradas mirando al mismo balónobjetivo, bien pudiera ser un trabalenguas, mas no hubo suerte y era lo real.

Reflexionaron entonces los actores y llegaron a una conclusión: el teatro no interesa a las masas, sólo a un pequeño grupo de aficionados y casualmente allí estaban todos, ellos mismos, juntos, agrupados.

"Quizá si los diálogos de redujeran a pitidos o a monosílabos... quizá si se permitiera insultar al que pisa el escenario y viste de negro...quizá si se dejara comer bocadillos...quizá si no se tratara de hacer pensar, de mostrar la vida desde otra perspectiva, de aflorar emociones, de contar historias como nunca nadie lo haría..."

Ellos, ese pequeño círculo que aún conservaba la mirada dirigida hacia la ilusión, agarraron sus vestidos, sus sombreros, sus pelucas, entraron en el camerino que les devolvió sus caras con arrugas, su pelo con canas, sus ojeras violeta y amarillas.

Echaron el cierre y guardándose la llave con cuidado, prometieron no perder esa vena creativa, ese estilo de vida, ese jugar con los sueños, ese encontrarle sentido a lo que sale por la boca, ese acompasar los movimientos con la cadencia de los versos, ese respirar, ese vivir, por y para la fantasía.

14 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

dura vida la del teatro!!!!


te lo digo que hago representaciones a diario

Sakkarah Carmen Magia dijo...

Es triste que cierre un teatro... Sería triste que las personas dejaran de asistir, dejaran de valorar lo que tanto merece la pena.

Adoro el teatro, me encanta ir siempre que puedo.

Yo espero que nunca muera, entre la juventud, seguro que hay mucho que lo valoran.

Muchos besos

Pitt Tristán dijo...

Siempre que haya gente como tú, no morirá el teatro.
Besos.

Juana la Loca dijo...

Yo solía ir de soltera y a la ópera. .. pero como dice el refrán: te casaste y la cagaste!

Katrina dijo...

Para el pueblo, pan y circo.
El arte, el pensar, el sentir, la reflexión están muy lejos de ser algo valorado popularmente.
Tristemente ese pequeño grupo de artistas se quitó el maquillaje y cerró la llave del teatro... Quizás debieron ir a por los niños, aún no es tarde para intentar con ellos...

Saludos

Mary Carmen Magia dijo...

Me daría tristeza que muriera el teatro...

Espero que eso nunca suceda.

Muchos besos

sinparaguas dijo...

El teatro, cómo tantas otras maravillas, parece un placer para las minorías y no para las masas. Lo mejor de todo lo que has escrito es que te sitúas en esa minoría con ganas de sentir, pensar, mostrar y que te muestren la vida desde las mil perspectivas que tiene.

Disfruta de cada una de ellas y no renuncies a creer que algún día habrá teatros abarrotados.

mil besos

María dijo...

Pero ante todo ... ahí sigues! Dura vida, pero compensa.

Besazo especial

María dijo...

Aunque seamos pocos... Lo mantendremos en pie!

Beso

María dijo...

Me ha hecho feliz este comentario, creo que esa afirmación es extensible a tu persona.

Gracias, beso

María dijo...

Nunca es tarde para recuperar hábitos saludables perdidos, coge a tus niños y a ver la función!!

Besazo

María dijo...

Totalmente de acuerdo, en los niños está el futuro... Del teatro y del mundo en general, transmitamos valores!

Besazo

María dijo...

Estoy segura de que resurgirá!

Besazo

María dijo...

Como siempre, estar en el lado donde te sientes más sola e incomprendida, pero sacando fuerzas para aportar un granito de arena.

Besazo.