jueves, 19 de marzo de 2015

ALMAS

De la red

¿Qué verá la niña que todas llevamos dentro cuando mira por la rendija que abre camino hacia el interior?

Montones de órganos plácidamente acomodados entre emociones mullidas, sentimientos algodonosos, miedos semiescondidos, planes a medio crear, sueños inacabados, ilusiones por disfrutar.

Un día me atreví a meter la mano, estiré el dedo índice y creí rozar lo que por ahí llaman el alma. Estaba caliente, tembló al darse cuenta de que había sido descubierta, se arrugó como queriéndome decir que ese encuentro no era posible, creo que hasta se ruborizó porque consideraba que no estaba bien vestida para recibir visitas.

Ese día aprendí a mirar a través del tacto, entendí que mis manos tenían un poder que desconocía: despertar almas, enseñarles lo que es la vida, con sus cosas bonitas y con sus tragos amargos, con los días brillantes y las noches oscuras.

Poco a poco se iban desplegando, cada vez ocupaban más espacio y ya podía hacerles cosquillas en la tripa, conseguí incluso verle los ojos a una de ellas, eran pequeños, color coca cola, con una pupila verde botella que tenía la capacidad de compartir la visión de su mundo con otros planetas.

Qué sensibles se mostraban ante mis pequeños titubeos cuando yo preguntaba agachando la mirada si era posible transformarse en alma habiendo sido antes ser humano incompleto. 

Eran ellas las que en esos momentos hacían un esfuerzo enorme por bajarse a mi altura, me buscaban el dedo meñique y lo apretaban complacientes con sus pequeñas manos de carne sin huesos, se convertían entonces en mis maestras, insistían en que levantara la cabeza y me mostrara orgullosa para decirme: que todas las almas que habitan dentro del ser humano fueron un día incompletas pero que se nutren de nuestras vivencias. Que depende de nosotros llenarlas a tope o dejarlas a medias, pero eso sí, un alma completa sólo se consigue si la cuidas y eres consciente desde niño de su presencia. 


19 comentarios:

Ingrid Dietrich dijo...

La niña encontró el mejor lugar del mundo para jugar y sentirse segura, y cómoda y acompañada.

Katrina dijo...

El sentido de la vida debe de ser ese, experimentar al máximo toda la vida, cuidar nuestra alma y mimarla hasta hacerla sentir completa...

Bellas palabras.
Saludos

Noelplebeyo dijo...

Se aman los defectos y se disfrutan de las virtudes. Así tu alma crece y consigue compaginar las imperfecciones con la realidad.

Yo no pude conocer el alma cuando era pequeño, por ser travieso. Ahora las sombras acompañan la ingenuidad. Quien sabe lo que me susurra !

Juana la Loca dijo...

yo conozco tanto mi alma que ya no me quedan escondites dentro de este cuerpo.... lo malo es que está tan triste como mi corazón últimamente
besos.

Carmen Magia dijo...

Sensible y precioso tu escrito. Si las almas se acercaban era porque habías abierto el camino libre y feliz a la tuya, porque confiaban en ella.

El cuerpo y la mente tienen presa el alma que vive en nosotros, la agobian, no la permiten ser, no la dejan desplegar su belleza inmensa; pero la tuya goza de bastante libertad, porque se asoma a lo que escribes, a tus sentimientos y crea siempre pura belleza...

Te admiro, eres un ser precioso.

Muchos besos

María dijo...

Qué suerte tuvo, se sigue sintiendo afortunada.

Abrazazo.

María dijo...

Llegar a ese punto es mi objetivo, en el camino estoy.

Un besazo.

María dijo...

Consigue aplazar el ruido del exterior y las oirás... Sus argumentos resultan interesantes.

Muackksss

María dijo...

Acaríciala mucho, dale caprichos, escucha sus lamentos y seca sus lágrimas.

Va un abrazo reconfortante para allá.

María dijo...

Soy libre, así me siento. Si transmito esa sensación y la transformo en palabras es porque brota sin pretenderlo, es libre mi libertad.

Con comentarios como el tuyo siento que sobra la entrada! Guauuu!

Encantada de recibir a un ser maravilloso que "sabe ver".

alp dijo...

Así estoy yo... Esperando s ver mi hija de 15 años por donde sale... Que difícil se me hace... Un abrazo desde Murcia....

helena mendez perez dijo...

Sensitivamente emocionante.

helena mendez perez dijo...

Sensitivamente emocionante.

sinparaguas dijo...

Me encanta leerte María, de verdad.

Un besazo

Borja F. Caamaño dijo...

En ocasiones ver el alma (propia o no) puede ser aterrador... quizás por eso un rostro asustado en la niña.

Abrazotes.

María dijo...

Estoy segura de que saldrá por buen camino... Etapa agotadora como padre, imagino.

Fuerza! Abrazazo.

María dijo...

Tu visita por aquí ha alegrado el lugar!

Nos vemos... Entre bambalinas ;)
Gracias Helena!

María dijo...

El placer es mutuo, aquí estoy, allí estás.

Besazos.

María dijo...

Cierto Borja. Tendemos a tapar y enfrentarse a la verdad puede ser una experiencia aterradora.

Bienvenido! Abrazo.