jueves, 12 de marzo de 2015

AMANTES


Unos amantes cualquiera. Ese día decidieron traspasar el umbral que marcaron como infranqueable durante las primeras horas de aquel primer encuentro fortuito ya alejado en el tiempo.

Entraron agarrados de la mano, desnudos, como mejor se conocían. 

Notó él cómo la piel de ella se erizaba, la cogió por la cintura y su mano se cerró como queriendo dejar claro que pasara lo que pasara, nada los separaría.

Ella podía oír cómo la respiración de él se agitaba, tan hombre, tan buen amante, pero con un miedo de niño ante lo desconocido como nos pasaría a cualquiera.

De repente brotaron las palabras, esas que nunca se habían dicho porque hasta entonces el lenguaje de sus cuerpos era el único que hablaba. Sin poder controlarlo, de sus bocas nacían deseos, anhelos, promesas, pequeñas venganzas, motivos de las lágrimas caídas, razones de sus sonrisas...

El mundo de detrás del umbral era un espacio con demasiada gente. Si querían hablar ya no podían, ahora gritaban. Dejaron de reconocer sus voces, acostumbrados a escucharlas susurrando sólo ciertas palabras que encadenadas en el orden correcto e intercalándose entre jadeos y cómplices miradas, formaban melodías que en la memoria se les habían quedado grabadas.

El gentío los separaba, a ella la miraban deseándola, a él lo apartaban y lo ignoraban.

En un arrebato de romanticismo, él la cogió como para acunarla, la abrazó tanto, tanto, que cubrió todo su cuerpo para que nadie la dañara. Buscó el camino de vuelta, la sintió tan suya durante esos instantes que al tumbarla en la cama para que descansara, primero retiró el pelo de su cara, segundo secó el sudor de su frente y tercero, así sin pensar en las consecuencias, le dio un beso en los labios, profundo, sincero y por primera vez con los ojos cerrados, deseando más que nunca, que ella no desaparezca.

12 comentarios:

Ingrid Dietrich dijo...

¡Osea... Guauuuu!

Noelplebeyo dijo...

Empezaron a amarse

alp dijo...

La cuidó..y eso es lo que importa...un abrazo desde Murcia....

Carmen Magia dijo...

Impresionante...

Hace vivir una escena tan hermosa, tan tierna...

Me ha encantado.

Un beso enorme.

Juana la Loca dijo...

esas primeras veces son mágicas, imágenes imborrables en nuestras retinas, en las que también atesoramos olores y sonidos.... de esos que al recordar se nos erizan los vellos de todo el cuerpo....
besos.

sinparaguas dijo...

A veces las historias fortuitas se convierten en HISTORIAS.

besazos

María dijo...

Jeje, dices mucho en pocas palabras.

Tú me entiendes.

Besazo.

María dijo...

Difícil bloquear ciertos sentimientos.
Pero llegar a ese punto son palabras mayores.

Beso.

María dijo...

No pedía más.

Abrazo de vuelta.

María dijo...

El día a día de muchas parejas clandestinas.
Ha sido bonito crearlo.

Besazos.

María dijo...

Así es y que perduré en el tiempo!

Beso.

María dijo...

Nunca se sabe qué pasará, esa es la parte más cruel en ocasiones, pero la más excitante de la vida.

Besazo.