domingo, 26 de abril de 2015

REVOLUCIÓN

De la red
Sucedió una noche, en medio de una revolución de estrellas, la líder se subió al estrado, dio un golpe seco con la punta de su mano y dejó claro que las cosas habían cambiado a partir de ya.

Desde la Tierra les llegaban miles y miles de miradas tristes, voces que imploraban ser dueños de una de ellas, las etiquetaban y les ponían nombres terrestres, les pintaban coloretes, pelo, pestañas y sonrisas.  

Cada noche, a la hora de ponerse en fila para distribuirse y empezar a brillar, se armaba un motín entre bambalinas, porque todas querían llevar puestos sus complementos: sus pelucas, sus pinturas, sus mini uñas postizas y no podía faltarles su pin serigrafiado donde se leía su nombre.
Exigían ponerse siempre en el mismo sitio para que sus dueños pudieran observarlas y mandarles sus misivas.

Se habían humanizado y ahora sentían el miedo, la angustia, la emoción y la alegría.

Como albergar emociones sólo causaba problemas, la líder del grupo tomó una decisión Salomónica: a partir de ese día todas vestirían de uniforme y saldrían a trabajar agarradas de la mano.
Pero a cambio les ofreció un don que hasta entonces había estado infravalorado: que llegada cierta hora de la noche todas juntas empezaran a girar muy rápido, desprendiendo luz y color a la vez que garabatean mensajes de aliento para todas aquellas personas que lo necesitaban para calmar su corazón.

Mientras dormimos cada noche, miles de palabras se escriben en el cielo con tinta de estrellas. Algunas serán para nosotros y sin leerlas se deshacen en la madrugada como los nudos en las zapatillas nuevas.

Los que tienen la suerte de descifrar sus mensajes, portan grandes ojeras en sus rostros arrugados, pero albergan esa paz interior que todos y cada uno de nosotros estamos buscando.


8 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

Yo que soñaba despierto, ya no sueño dormido....

El dia mundial de la mujer - Andres Calamaro: http://youtu.be/HMseFqyCuYc


Cuando forman constelaciones, sus colores generan fantásticas historias

ana dijo...

Precioso este escrito sobre esa revolución de estrellas, seguro que es así como lo cuentas. Un abrazo

Carmen Magia dijo...

Precioso, con contenido profundo, magia y fantasía...

Me encanta...

Muchos besos

Juana la Loca dijo...

una historia preciosa... mi estrella nunca ha brillado para mi... o será que yo no la he sabido buscar bien... o será como tú dices, que se me dehacen cuál nudos de zapatillas....
besos.

María dijo...

Historias que te cuentan los secretos de la vida.

Besos.

María dijo...

Las estrellas siempre han hecho que me cuestione nuestra efímera existencia.

Besazo.

María dijo...

Fantasía, siempre un toque de picante en mis escritos! ;)

Besazo.

María dijo...

Míralas con detalle una noche cualquiera, la tuya está!

Abrazazo.