miércoles, 22 de marzo de 2017

"CIÉLAME"



Cambié la postura desde dónde mirar a la vida, me tumbé en la arena y resultó sorprendente descubrir que si te pones boca arriba obtenemos información y hasta respuestas.

El cielo azul, que no sabe de muros ni de fronteras, nos rodea en un abrazo infinito sin ejercer presión o clavar huesos picudos. Nos dice que está ahí sin hablar ni hacer ruido, nos mira sin tener ojos, nos oye sin poseer oídos.

De vez en cuando necesita aguzar la mirada y para ello fabrica relámpagos que le ayudan a ver con precisión lo que sucede aquí abajo. Él toma apuntes y por las noches, mientras apaga las luces, intenta buscar soluciones.

Hay mañanas que se despierta vergonzoso, entonces saca del armario sus nubes de moda y, si tiene un buen día se pone el estrato color sepia, pero si se ha levantado con el pie torcido, agarra el nubarrón de borrasca y se tapa desde el cuello hasta el tobillo.

De vez en cuando un avión osa acercarse hasta su mejilla, entonces baja la mirada y observa por las ventanillas. Le cuesta horrores entender por qué la gente está mirando constantemente sus aparatos electrónicos, con el espectáculo que tienen fuera... que se está desperdiciando.

Al oír una canción melosa, suele llorar lagrimones de lluvia embarrada, cuando estornuda manda nieve dispersándola por las montañas, cuando se enfada, los vientos huracanados calman su alma y por las noches, se pone su pijama de estrellas luminosas y activa el despertador de la luna para levantarse temprano a vigilar nuestras vidas.

Y es que no es fácil tu tarea, caelum mihi, "cielarnos" a todos en la misma medida.


17 comentarios:

Liliana dijo...

Mira que no lo había visto así....dices que el cielo nos espía tipo voyeur???!!! :P

Muy buena entrada como siempre María.

Besos =)))

Noelplebeyo dijo...

Siempre nos vigila


Imaginate cuando el cielo se cae encima

Una curiosa manera de mirar

Besos

A. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
A. dijo...

Y es que al cielarnos... alivia nuestro desconcierto.

Hermoso.

Un beso.

ana dijo...

Me gusta mucho mirar el cielo pero desde ahora lo observare más, a ver qué me dice y a ver como está él. Un abrazo

Juana la Loca dijo...

el cielo protector, como una madre que nos cuida, que nos protege
siempre es un gusto leerte, siempre tus letras dulces
besos

RECOMENZAR dijo...

eres unica querida unica vos

Miguel Ángel Pegarz dijo...

Hermosa reflexión. Se nos olvida que siempre hay algo por encima de nosotros.

María dijo...

Quién sabe! Habrá que estar con ojo!

Besazos

María dijo...

Cuando se cae pesa, es aconsejable tener los pies firmes sobre la tierra.

Un besoo

María dijo...

Cielémonos con frecuencia!

Abrazazo.

María dijo...

Entablareis interesantes diálogos...

Abrazo.

María dijo...

Siempre ahí, no olvidarlo.

Un besazo.

María dijo...

Agradecida al máximo.

María dijo...

Habrá que ir con la cabeza bien alta!

Un saludo.

Tricia dijo...

Hoy voy a mirar hacía arriba, y ver las cosas con otra perspectiva, como tú dices. Hace un día precioso, y no pienso renunciar a ese abrazo azúl, por recrearme en la idea de los que no supieron dar valor a los mios...porque si así lo hiciera, seguría siendo la Mujer Invisible. Y no quiero mimetizarme, ni diluirme. Soy una mujer de colores. Muy visibles a los ojos de corazones generosos, cómo el tuyo.

María dijo...

Eres grande y de mil colores. Hay quien sólo mira, no sabe ver.

Besos.