martes, 18 de abril de 2017

PIES ESPÍAS


Me encanta tener que ponerme de puntillas para llegar hasta tu oído y decirte esas palabras que tú y yo nos decimos así, en bajito.

Me gusta estar descalza y tumbarme a descifrar con los dedos de los pies las curvas de tu cuerpo. Cierro los ojos para dibujar carreteras infinitas de idas y venidas, con ríos subterráneos de sangre y cimientos de hueso. 

Deseo entonces ser una caminante perdida que vaga mirando al horizonte dejando señales por donde va pasando, para no cometer el error de volver a repetir el camino andado.

Quiero formar parte de ti durante unos segundos, me acomodo en tu axila y estiro los músculos de mi pequeño cuerpo. Entonces noto un escalofrío tuyo, creo que te hice cosquillas al moverme sin permiso.

Siendo egoísta decido quedarme una noche entera contigo. Entre lo que te dije al oído, el juego de mis dedos y el inesperado estremecimiento, ha crecido a nuestro alrededor una burbuja de jabón neutro. Si nos separamos demasiado, se romperá al instante, esta situación nos obliga a abrazarnos y a besarnos y a tocarnos como si fuéramos casi amantes.

La mañana llega rápido, despierto y vuelvo a ponerme de puntillas, al levantarme alzo los brazos y constato que la burbuja ha crecido en gran medida, ahora podemos movernos, pegar saltos y ofrecer aplausos. 

Hacemos todo eso y me pongo las zapatillas, por hoy ya hicieron su trabajo esos pies traviesos que consiguen lo que se proponen, ahora les toca dirigir los pasos de su dueña para que, en la medida de lo posible, no tropiece con grandes piedras.






12 comentarios:

A. dijo...

Hay roces que nos alimentan...

Lo digo sin temor a equivocarme.

Un beso, hermosa.

Noelplebeyo dijo...

Nunca se puso de mejor manera de que andando, con los pies, se hace el camino

Besos

Liliana dijo...

...se hace camino al andar y si hay escalofrío es que van por buen camino!

=)))


Besos :D

ana dijo...

¡Ay esos pies pillines! Si tuvieran que contar todo el camino andado y sus paraditas. Jajaja, no tendrían papel para escribirlo ni tiempo para decirlo. Un abrazo

Juana la Loca dijo...

mi marido y yo dormimos con los pies entrelazados, aunque cada uno por su lado, juntos y conectados
besos

María dijo...

Tienes toda la razón del mundo.


Besazos

María dijo...

Hay cientos de formas de decirlo, esta, una más.

Besos

María dijo...

Has dicho! Jajajajaja

Besos

María dijo...

Jajaja! Shhhhhh, es un secreto!

Abrazazo

María dijo...

Eso es un buen síntoma. Y muy bonito.

Besos.

RECOMENZAR dijo...

me gusta leerte das vida a la magia

María dijo...

Inyectar vida a lo inerte debería ser obligatorio, es divertido :-)