lunes, 26 de febrero de 2018

GANAS

De la red


Fuimos ganas, de esas que no pueden esperar a llegar a casa para abrir el paquete de chocolate, de las que estiran las horas haciéndolas interminables, de aquellas que consiguen cambiar el agobio de un día por la tranquilidad absoluta e infinita.

Porque viajamos juntos serpenteando por aquella inhóspita travesía, si no remábamos unidos los remolinos nos abducían. Miramos a la vez las puestas de sol tardías y descubrimos que nuestras ansias intensificaban el color de las despedidas.


Somos ganas, de estas que te obligan a dormirte en el sofá pasadas las once, de las que te llevan hasta un lugar preciso sólo porque allí venden esos croissants tan exquisitos, de las ganas tan exacerbantes que se tienen dos personas cuando se miran y se gustan sin cometer por ello ningún crimen o delito.

Porque seguimos el viaje aunque yo voy delante y tú te paraste, creo que te distrajo la niebla densa que se formó en el camino, me esfuerzo y de vez en cuando te envío mensajes en código morse para que no te olvides de las ganas que somos, de las que fuimos y de las que nos quedan por ser. Te reto a un juego o ¿a un juego ya te reté...?


20 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

con lo malo que soy para los juegos

las ganas propician momentos

y sin ganas, se alejan como lo hace el viento

besos

Alicia dijo...

ayyy! esas ganas, que no se pierdan, nunca!

A. dijo...

Ganas, inevitables!
Como la aurora y el ocaso.


Un beso, querida María.

RECOMENZAR dijo...

Maravilloso texto Con tantas palabras tan bien escritas
Me has fascinado

María dijo...

Hay juegos y juegos, probar nuevos para ver si cambia la suerte puede ser un gran paso.

Besos

María dijo...

Sí, y qué maravilla seguir sintiéndolas!

:-)

María dijo...

Qué nunca falten, mejor que sobren!

Un abrazo.

María dijo...

Me alegra, unir palabras que digan mucho en poco espacio es mi objetivo.

Besos.

RECOMENZAR dijo...

besos querida buen sabado para vos

ana dijo...

Muy lindas esas ganas, que no se esfumen jamás. Con ganas se consiguen grandes sueños. Un abrazo

María dijo...

Así es, cuidemos a las ganas, mimémoslas!

Abrazo

María dijo...

Feliz semana!

Sicilia dijo...

Yo muero por que me reten.......
Me aburren los sermones y las excusas para afearme..
Cuando hay ganas se sienten se buscan se provocan se retan siiií.
Lo comparto totalmente.
Lo demás es morralla
Besos retadores
S

RECOMENZAR dijo...

es un escrito lleno de magia aprovechá los moentos que nunca volveran beso

María dijo...

Los retos despiertan hasta a los "muertos", que nunca falten!

Un beso.

María dijo...

Lo sabemos ambas, en ello estamos :)

Besos

Jorge Ampuero dijo...

Certera prosa lúdica.

Saludos.

María dijo...

Muchas gracias, por las palabras y por la visita.

Un saludo.

Alicia dijo...

Las ganas que, a veces, se pierden por los caminos.
Abrazo

María dijo...

Toca estar más atentos, no perderlas.

Besos.