martes, 2 de junio de 2015

ELLA & ÉL


- ¡Llega el calor cariño!, acerca tu cuerpo un poco más y sácame brillo, estaba apagada por culpa de tanto invierno, es posible que haya cogido unos gramos, upss, y en las cartucheras se me han instalado.

- ¿Verano? Mmm ¿cómo ha venido? Ni me he enterado, estaba ahí dormido. Y ¿brillo? estás muy bien de rojo mate, no quiero que tentemos a los que nos valoran por el destello que emitimos.

- ¡Vaya humor de berros con el que te has levantado, querido Cerezo, yo, que sólo quiero estar guapa para atraer polen y tener ya de una vez cerecitos! ¡Qué es en lo que estábamos cuando decidiste girar 180 grados!

- (él sólo oye: -ezo! -olen! -itos! -ados!) Yeah, cierto! "Esos huelen a ositos rebozados"  

- ¿Qué dices? ¿Me has contestado?

- No Cereza, sólo me he distraído con el vuelo de aquel remolino.

- ¡Anda, alísame la hoja, que últimamente se me encrespan mucho los pelillos!

- Mira, mira, mi amor, estamos obligados a estar juntos, pero nadie ha dicho que tengamos que estar unidos.

- ¡Hasta que la rama nos separe! ¿Ya no te acuerdas de lo que nos prometimos?

- ...yo sólo recuerdo...que lo dije muy bajito...

- ¡Me has hecho llorar! Mira: 1ml de zumo de cereza perdido en el vacío.

- Quiero que sepas que te acompaño y te soporto porque así lo ha decidido el destino, que si por mí fuera luciría yo solo ahí arriba, donde se alcanza a ver el todo: los campos, las montañas, las adolescentes cerezas, sus resignadas parejas.
Lo nuestro nos vino dado de nacimiento y eso me ha hecho pensar: ¿qué hubiera pasado si no hubiéramos coincidido?

- Mmmm

- Que de alguna forma te hubiera dado un primer beso, en la caja de la frutería, en el frutero de algún domicilio, en el árbol, durante la noche, tapándote con mis hojas porque sé que no soportas el frío.



6 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

Parece que están condenadas a entenderse

Y que papel juegan las guindas, las deliciosas picotas?

Supongo que el sabio cerezo sabrá Cómo mantener a sus frutos vivos antes de ser comidos.

Mis debilidades, una cereza, una picota roja, saboreada hasta su hueso..y una canción :

Tienes cara de sueño, pero no me importa / tienes ojos de halcón cuando haces amor....y es que me gustan las cerezas, me gustas tú

http://youtu.be/VC6IMoNzv7M

Juana la Loca dijo...

C E R E Z A S !!!!!!!
ummmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm que ricas.......
me fascinan.... no suelo comer fruta de invierno, pero cuando llega el verano y las cerezas, sandía, melón y melocotón......
besos dulces

María dijo...

Wow, vale más tu comentario que la entrada...

Deja qué piense...

María dijo...

Coincidimos! Algún verano de estos al hospital por exceso de cerezas en el cuerpo ;)

Besos

Carmen Magia dijo...

Es un escrito muy simpático. Como siempre lleno de fantasía e imaginación a raudales.

Muchos besos

María dijo...

Relax y sale esto ;)